Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74 comercial@decoratel.com

Las puestas en escenas en teatros han sido siempre un alarde de imaginación y realismo en muchas ocasiones, de grandes decorados que se cambiaban rápidamente en poco tiempo entre escenas y escenas gracias a plataformas móviles. Hoy en día la simplificación gana con la sofisticación de las imágenes estáticas y en movimiento, gracias a las pantallas y telones fotográficos que actúan como foto-proyecciones.

Estas telas de proyección ignífugas según normativa EN13501 B-s1-d0, están compuesta por una superficie plana sin pliegues a modo de pantalla lisa sobre el que se proyecta una imagen con un sistema de proyección trasera que tienen la gran ventaja de reducir el efecto de la luz ambiente en la presentación, de hecho, la mayoría de los sistemas de retro-proyección se pueden utilizar normalmente en los niveles de luz casi normales.

La principal ventaja de este sistema es la de proporcionar un fondo de escenario con infinidad de posibilidades para obras de teatros para resaltar detalles y generar un ambiente hiperrealista, ya sea en una película, función teatral o de circo, la parte visual es sumamente importante, ya que a través de los elementos visuales, el espectador logra obtener sensaciones, emociones, ideas claves de la historia, o en el caso del mundo teatral, se puede captar mejor la intención del director.

Con los telones fotográficos o de foto-proyección se pueden recrear diferentes ambientes, entre los que se encuentra el realista, abstracto y sugerente.

Para lograr un ambiente realista de un lugar y tiempo específico que se acerque a la realidad de la historia que se está contando, se usan imágenes proyectadas estáticas en transición o en movimiento. Las grandes pantallas digitales son otra de las innovaciones técnicas que el teatro se sirve para dejar atrás los telones pintados a mano o las impresiones en gran formato.

La manera de representar las escenas con una ambientación icónica propia y acompasada con el guión no es nueva, desde los griegos, precursores del teatro y la representación de cuentos e historias basadas en epopeyas basados en la lírica, ya despuntaron con técnicas como el periacto, un ingenioso sistema de prismas verticales a tres caras iguales que iban girando y mostrando diferentes decorados pintados según la necesidad de la escena.

Con el paso de los siglos y sobre todo con la llegada de la industrialización a principios del siglo XIX, los telones iban ganando terreno para crear diferentes decorados, ya sea en Sevilla, Madrid o Barcelona, muchas grandes capitales tienen remanentes de la arquitectura y los decorados clásicos inspirados en los griegos.

Pese al clasicismo aún presente, la modernidad se ha mezclado para ofrecernos hoy día auténticas maravillas de la técnica, como los telones fotográficos o incluso las proyecciones del mapping teatral.