Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74 comercial@decoratel.com

Cuando vamos en temporada alta de obras de teatros y musicales a los teatros de Barcelona y de otras ciudades tenemos que tener presente que existen butacas desde donde se ve y oye mejor la función. El mejor asiento siempre es el lugar donde se dirige la obra, la fila donde está la mesa del director durante los ensayos. Así que, ante la duda, siempre puede preguntar donde ha dirigido la obra el director de escena.

Por ejemplo en el Teatro Tívoli tenemos que la mejor fila es la 8, en el Teatro Romea es la fila 7 o en el Teatro Victoria la fila 9. ¿Por qué comentamos estos ejemplos?, podríamos estar mencionando innumerables teatros de cualquier lugar de España, pero lo que es cierto y todo el mundo lo podrá apreciar cuando vaya a un teatro, es que no es lo mismo que cuando vamos al cine. En un cine cualquier asiento está compensado en cuanto a línea visual y en audición. Pero en un teatro la línea visual cambia mucho, pues son los actores en vivo y en directo los que exhiben sus movimientos en un escenario tridimensional, lo cual quiere decir que no se verá igual desde los laterales, que desde el centro del patio de butacas.

Digamos de entrada que el lugar (teatro Tívoli), ya invita a presenciar un buen espectáculo. Sobre todo si vamos a ver el musical Mamma Mía, una obra excelente que te hace pasar dos horas magníficas. De la música nada que decir. La música de Abba ya se ha convertido en un clásico. Bien es cierto que algunos personajes al principio se ven algo impostados o sobreactuando, pero a medida que transcurre la obra se van metiendo en el papel y resulta una obra muy buena. Este ejemplo de espectáculos son los que hacen vibrar al espectador, sobre todo si lo ve desde una buena posición.

Haciendo un análisis más concreto y para conseguir un patio de butacas ideal en cuanto a disposición se refiere, tenemos que todos los asientos deben estar orientados hacia el escenario y para lograr esto las filas deben estar curveadas. Cada espectador debe lograr ver el escenario por encima de la cabeza del otro. Las medidas mínimas en el área de los asientos deben ser las siguientes:

-Espacio de paso entre las filas de asientos varía de 0.305 hasta 0.405 mts.

-La distancia de respaldo a respaldo de butaca deber ser mínimo de 0.76 mts. La distancia usual es de 0.81 mts. Se considera amplia una distancia de 0.90 mts.

-El asiento más lejano en la gradería del primer nivel se debe encontrar entre 25 y 28 mts de distancia al centro de la escena.

Hay que tener en cuenta que dependiendo de las dimensiones del teatro, pueden generarse “ecos batientes o reverberantes” son producidos sobretodo en grandes salas con paredes paralelas reflectantes, debido a que las reflexiones llegan a la audiencia demasiado retrasadas con respecto al sonido directo. Este inconveniente se produce sobretodo en salas grandes, pudiendo obviar su efecto en salas de pequeñas dimensiones. Este problema se soluciona al instalarse butacas que lleven materiales porosos, tales como el tapizado que a su vez es ignífugo M1.

Otra cuestión común a todas las butacas de cualquier teatro es el confort o comodidad, así como la accesibilidad para personas con discapacidad o movilidad reducida. Quizás sea esta última cuestión la más importante, pues el confort es susceptible de ser apreciado dependiendo el espectador, pero para las personas con movilidad reducida es importante que se habiliten lugares preferentes y de fácil acceso.

Casi todos los cines y teatros de Barcelona disponen de acceso para discapacitados y permiten disfrutar de sus espectáculos y películas sin mayores problemas. En cualquiera de estos espacios públicos se pueden encontrar rampas de acceso, ascensores, aseos adaptados y un tránsito sin dificultades por las instalaciones.