Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74 comercial@decoratel.com

Un lugar tan armónico como es el Teatro Lope de Vega de Madrid, es por sí solo capaz de invadirnos por completo en cientos y variadas emociones con solo acceder a su patio de butacas, porque tras su gran reforma en el año 2011 de un escenario que representa la seña de identidad de los musicales y para poder acometer con éxito una súper producción como el Rey León, se hicieron cambios en su decoración, como son los accesos, su iluminación, telones y cortinas para acústica, camerinos, moquetas, butacas, etc… Todo un derroche que se ve reflejado en más belleza, más espectáculo y más emoción, haciendo que el público quede envuelto en una atmósfera deleitante de calidez y energía positiva. Una reforma global que roza el elitismo digna de un gran musical como es el Rey León.

Si aún eres de los muchos que no has asistido a una súper producción como El Rey León, u otros musicales de estas características como Mamma Mía con ese ritmo trepidante, es que no conoces todavía el verdadero significado de la magia, el encantamiento o la ilusión. Un plan perfecto para ir todos juntos en familia, papás, mamás, niños/as y abuelos/as.

En términos generales podríamos pensar que en España asistir a una súper producción teatral es algo cotidiano, pero no es así, por varias razones el teatro sigue siendo el gran olvidado entre los planes de los españoles. Primero porque se tiene la concepción de que es caro, o al menos en aquellas grandes obras donde participan grandes actores, es normal, la cotización y los costes de una producción teatral de semejantes características suben bastante el precio final de una entrada, que dependiendo de la distribución de butacas tendrá una variación al alza o a la baja. Pero otros teatros de gran envergadura aunque de diferente estilo decorativo albergan y acogen muchas producciones teatrales de todo tipo en muchos lugares de España, que cuentan con excelentes puestas en escena y actores muy profesionales que te harán gozar y dejar el aburrimiento en casa.

Pues sí, no todo va a ser teatro clásico, que es lo primero que se nos viene a todo el mundo a la cabeza y por eso no acaba de atraparnos. Pero en teatro existen muchos géneros y variantes, entre los cuales están los musicales, el drama, la comedia, la tragedia o tragicomedia.

El gran teatro Lope de Vega de Madrid no deja indiferente a nadie, magnifica aún más las sensaciones viviendo a flor de piel cada sentimiento como en una catarsis sin filtros. Las emociones son el paradigma vital de todo ser humano y siempre lo será, siendo el teatro un lugar para exponernos sin miedos. Como de una terapia se tratase, el teatro nos pone a prueba en primera persona, de esta forma tan directa y provocadora, una obra de teatro invade nuestra libertad más íntima, adentrándose en nuestro subconsciente y generando un aumento de la sinapsis (neuronas, glándulas y terminaciones nerviosas) trabajan al unísono, porque al fin y al cabo somos cuerpos químicos que reaccionan constantemente, con risas, enojos o tristeza que no siempre podemos controlar, especialmente los momentos de enfado o tristeza que son los estados menos aprobados o aceptados por la sociedad.

Así que si quieres aprender a controlar tus emociones, el mejor lugar para ello es cruzar la puerta de entrada del Lope de Vega de Madrid, seguramente tendrás la primera experiencia emocional nada más cruzarla y al sentarte en una de sus cómodas butacas, solo te faltará que alces tu mirada a ese gran telón y tu ritmo cardiaco empezará a aumentar ansioso por recibir dosis de adrenalina. El teatro es el juego definitivo que saca de nosotros las emociones que nunca nos atrevimos a exteriorizar por miedo, sobre todo en adultos y adolescentes. Es el laboratorio cognitivo perfecto para aquellas personas que son incapaces de comunicarse estableciendo un equilibrio entre la razón y los sentimientos.