Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74 comercial@decoratel.com

Cuando pensamos en la raíz o etimología del concepto teatro-circo tenemos que partir desde el año 1768 de la Inglaterra donde el teatro en general estaba monopolizado por dos compañías ofreciendo comedias banales y melodramas sensacionalistas, principalmente durante la primera mitad del siglo XIX. El circo pues surgió como una alternativa para el entretenimiento de un público que languidecía ante un teatro de la época que se había quedado estancado. El teatro circo que conocemos en nuestros días en España conservan una característica en común, su cúpula circense central y su diseño a la italiana en la mayoría de los casos, es decir, en forma de herradura y con varios planos en distintos niveles de butacas.

El Teatro Circo Apolo de Murcia El Algar tiene como ejemplo el característico diseño que nos recuerda por sus ornamentos acaracolados a un circo clásico. Este teatro es un ejemplo de la miscelánea artística y cultural que combina un marcado estilo “Pre-racionalista” por la gran simplicidad en sus fachadas exteriores, pero con un estilo modernista en su interior, con detalles más clásicos en la zona de escenario y palcos de proscenio. Además de esta singular edificación, durante las últimas décadas del siglo XIX y primeras del XX, se construyeron en España sesenta edificaciones de este tipo, habiendo llegado al siglo XXI cuatro de ellas, Albacete, Murcia, Orihuela y El Algar, aunque sólo la de Albacete es el que más funcionamiento registra, habiendo respetado en su restauración su doble posibilidad de uso como teatro y como circo.

El objetivo y razón de ser de este tipo de teatros es la producción de obras de teatros y los números de acrobacia principalmente. Una de las representaciones de referencia que podemos tomar para entender el concepto de teatro circo son las grandes producciones que nos ofrecen CIRQUE DU SOLEIL. Esta compañía de teatro acrobático moderno y transgresor nos deleita y sorprende siempre con sus fascinantes números muy marcados por su colorido, vestuario y puesta en escena, contándonos una historia al ritmo de danzas que más bien nos pudieran parecer una competición olímpica de gimnasia rítmica, fuerza, volteretas, habilidad y sincronía con el relato que nos quieren contar.

A nivel educativo existen teatros integrados en asociaciones culturales y en centros de enseñanza que realizan proyectos y trabajos relacionados con el teatro tipo taller, destinados al ocio infantil pero al mismo tiempo para promover la gimnasia y la psicomotricidad. En estas escuelas talleres de teatro se hacen acrobacias, malabares, equilibrios e incluso se usan telas aéreas, todo ello a un nivel básico con las respectivas medidas de seguridad y adaptado a esas edades. Como referencia de este tipo de actividades ponemos el ejemplo de los teatros Atanasio, Price o Niño.