Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74 comercial@decoratel.com

Este año 2018 ha dejado como muchos otros años excelentes obras de teatro traídas de los clásicos romanos, espectáculos como el de “Nerón”, traído del Festival Internacional de Mérida y que pudo el púbico de Valdepeñas en su flamante Auditorio Teatro disfrutar con esta tragicomedia adaptada. La obra no es baladí y ante unos momentos un tanto casi cómicos nos hace estremecer e inquietar desde las butacas con la aparición de Nerón, cruel, libertino, insolente, versátil, lujurioso y egocéntrico, y por un principio de individuación criminal que no tardaría en acabar desembocando con el matricidio y uxoricidio. Actos que dibujan claramente el extremismo autocrático, y casi esquizofrénico, de Nerón. La historia así lo refleja en innumerables cantares poéticos que él mismo componía en un frenesí de locura que acaba con la quema de Roma.

En esta gran obra clásica podemos adentrarnos en la personalidad de Nerón, un dictador que es muy dependiente de los débiles a los que somete permanentemente como esclavos, pero este sometimiento le hace a él mismo esclavo de sus esclavos, desde el propio pueblo, amigos, familiares, etc… La obra muestra el egocentrismo de Nerón que le lleva a poseer a las personas como si fuesen floreros durante toda la vida, con sus gestos de indiferencia y desprecio. En esta obra el actor Dani Muriel de la serie “La que se avecina” pone en escena algunas pinceladas de la cruel personalidad del déspota Nerón, teniendo en cuenta que la historia cataloga a este emperador como una persona a la cual le importa un bledo la vida de los demás, incluso hasta el punto de tragarse sus propias lágrimas por no recibir ayuda de nadie, ni compasión, una interpretación que llevada al extremo tendría que derrochar esa frialdad con la que todo psicópata/sociópata desea en la vida, dominar, no escuchar, trepar y humillar para conseguir sus objetivos.

Esta obra de teatro que se pudo ver el 2 de noviembre del 2018, además de la gran actuación de Dani Muriel, tuvo otros destacados protagonistas, como Chiqui Fernández, José Manuel Seda, Diana Palazón, Francisco Vidal, Javier Lago, Daniel Migueláñez y Carlota García.

El Teatro Auditorio Municipal de Valdepeñas dio comienzo su andadura en diciembre de 1995. Su construcción fue compartida al 50% entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Excmo. Ayuntamiento de Valdepeñas. Con un diseño minimalista pero moderno, seguro y bien implementado con todos los equipamientos en seguridad contraincendios, son algunas de las virtudes de este gran edificio cultural. La superficie de este gran Teatro es de más de 3.000 metros cuadrados teniendo su patio de butacas capacidad para acoger  hasta 762 personas. Es un espacio integral con graderío continuo a un solo nivel (butacas iguales, cómodas y funcionales). Un escenario con más de 450 metros cuadrados que lo hace uno de los más grandes de Castilla-La Mancha, con un foso para más de 60 músicos. 12 camerinos, dos a pie de escenario y 10 bajo el mismo, con acceso directo para personas con minusvalía.

Con estos ingredientes, quién se va a perder una obra histórica de estas características…, sin duda es la mejor manera de aprender historia, divertirnos y a la vez adentrarnos en la mente enferma del personaje de Nerón. Pero si no la viste, seguro que te ha despertado la curiosidad, por ello llegando el verano en Mérida y bajo las colosales columnas de su anfiteatro se recrean muchas obras clásicas romanas de este tipo.