Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74 comercial@decoratel.com

Una obra de teatro tal y como la conocemos convencionalmente se compone de una serie de fases y por ello los espectadores que acuden a ver una función teatral ya sabe de dichos periodos, esperando varios actos, en donde los actores además de mantener un guión se mueven siguiendo una preceptos establecidos. Como en el teatro y en otras áreas de las artes escénicas se van sucediendo a lo largo del tiempo una evolución frente a la realidad y lo tradicional, es decir, evoluciona siempre hacia lo abstracto o excéntrico. Con estos nuevos estilos surgen nuevas técnicas escénicas, como por ejemplo el teatro acrobático que se combina en ocasiones con un guión tradicional. Un ejemplo de ello lo tenemos en el Sol de Oriente, una compañía teatral china que actuaba en Port Aventura con una historia, la de “Pipo” que maravillaba a padres, madres, niños y niñas. Una historia que contaba los sueños de un mono en forma de peluche y que tras la cortina de teatro se sucedían innumerables acrobacias de estos excelentes gimnastas, realizando saltos y utilizando tejidos en lycra desde donde se colgaban y realizaban caídas imposibles.

Las técnicas corporales parateatrales que podemos contemplar no dejan indiferente a nadie, en ocasiones se lleva al límite humano determinadas acrobacias, despertando en el espectador asombro e incredulidad. Podemos decir en nuestra opinión que tras los telones para teatros, no solo existe una narrativa estructurada, también se incorporan movimientos escénicos a través de la danza. En nuestro ejemplo, la acrobacia es una disciplina que se considera hoy día totalmente básico en la enseñanza y entrenamiento teatral por una serie de virtudes que aporta al actor, así como recurso adicional al abanico de herramientas del que debe disponer el mismo. La hemos visto en muchas ocasiones implementada en escena en estilos como la Comedia del arte, el Kabuki, el Noh, la Ópera de Pekín.

Los tejidos en lycra empleados en los ejercicios acrobáticos aéreos tienen una gran resistencia a la vez que elasticidad, porque pensemos las tensiones que tiene que soportar. La tela acrobática de lycra o punto de seda corresponde a una modalidad que tiene sus orígenes en el circo. Una impactante coreografía que se realiza suspendido a unos 8 metros de altura, realizando con un gran esfuerzo infinitas posturas corporales.

El teatro acrobático no deja de ser una danza, que se desarrolla al ritmo de una sinfonía o canción. Para ello y ante los números tan arriesgados, la seguridad es fundamental, al igual que en todo espacio escénico se utilizan tejidos ignífugos, en la danza acrobática de teatro se usan tejidos que cuentan con una elasticidad media de un 10 % aproximadamente, esto es ideal para arrojes, al mismo tiempo tiene una textura suave pero anti deslizante que permite subir en la tela y realizar las figuras con facilidad.

Con este tipo de telas se pueden realizar dos tipos de ejercicios, los llamados estáticos y los dinámicos, donde éste último conlleva cierto balanceo e interacción con otros participantes.  Otra forma que tienen de llamarse son “telas verticales”, compuestas del mismo tejido que determinadas cortinas utilizadas en teatro para la decoración de escenarios.