Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74 comercial@decoratel.com

Cuando se construye un teatro se divide en varias zonas, el tamaño o área donde se alojan las butacas determinará la distribución del aforo, en ocasiones dependiendo de su estructura se pueden dividir en diferentes planos, como el patio de butacas, platea, principal, anfiteatro, tribuna y paraíso. En otros teatros dada su arquitectura evolucionada hacia la utilización polivalente de sus instalaciones, presentan uno o dos niveles como mucho en cuanto a la distribución de sus butacas.

Si nos fijamos en el significado de la palabra “auditorio” y “teatro” en el diccionario de la RAE, se denomina auditorio a una sala destinada a conciertos, recitales, conferencias, coloquios, lecturas públicas, etc; y teatro a un edificio o sitio destinado a la representación de obras dramáticas o a otros espectáculos públicos propios de la escena. Esto añade una diferencia fundamental en cuanto a la disposición de espacios, los teatros disponen de caja escénica mientras que los auditorios no. Aunque la definición está clara, en ocasiones se utilizan los términos de forma inadecuada, o incluso conjuntamente. Si bien es cierto, que algunos espacios que se denominan “Auditorio-Teatro” lo son realmente dado que poseen concha escénica desmontable, caja escénica técnica elevable, y por tanto son aptos tanto para música como para hacer teatro o incluso para la proyección de películas.

Vista de un escenario desde una butaca paraíso

En los nuevos teatros o auditorios polivalentes las butacas paraíso en realidad no existen, porque el patio de butacas está tan homogeneizado que se trabaja a un solo nivel. Los teatros con butacas paraíso los podemos ver en aquellos que tienen una arquitectura a la italiana, es decir, en forma de herradura con respecto a su escenario y además estas butacas están situadas en el último nivel, suelen estar pues bastante altas. Estos teatros normalmente tienen un telón de teatro con apertura en guillotina o también llamado a la alemana, presentando muchos de ellos sistemas de elevación de telones originarios. Muchos de estos antiguos y centenarios teatros se van renovando, por sus años tanto su maquinaria escénica como sus butacas se cambian por nuevos materiales, más modernas y seguras frente al fuego.

Por lo general la acústica en los teatros de corte italiano es bastante buena, al igual que los teatros-auditorio actuales con la ayuda de las modernas técnicas acústicas se percibe una excelente calidad de sonido, aunque en los actuales recintos la capacidad visual en las últimas filas de butacas suele mermar cuando se trata de ver una función de teatro.

Auditorio moderno de dos niveles con escenario de teatro

Los grandes auditorios se diseñan para orientarse más hacia los grandes conciertos, destacando para ello su extraordinaria acústica, de igual modo ya que muchos de ellos ofrecen la posibilidad de utilización de grandes pantallas, pueden exhibir películas de cines. En estos casos la visibilidad es buena desde cualquier ángulo o distancia. La diferencia que podemos observar entre estos grandes espacios diáfanos con dos niveles a lo sumo y los tradicionales teatros a la italiana es considerable.

En los grandes auditorios hay que destacar que al ser construidos de forma abierta y diáfana se juega mucho con los elementos constructivos para la adaptación del sonido, por ejemplo vemos como en muchos de estos recintos sus techos tienen formas especiales, en algunos casos ovoides y con pantallas acústicas regulables para ajustar mejor el sonido. Esto no ocurre en los teatros a la italiana, porque incluso en las butacas paraíso se oye y se puede observar perfectamente la escena, al estar todo más concentrado alrededor del escenario.