Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74 comercial@decoratel.com

Un buen elevador infantil puede evitar lesiones y salvar la vida de los niños durante un viaje en un vehículo, por tanto el pequeño siempre debe estar protegido y la mejor forma de garantizar su seguridad es contar con el sistema de retención infantil más apropiado para su edad y estatura. Como ya hemos comentado en otro artículo los grupos de edad por los que se regula la utilización de elevadores infantiles para vehículos son (grupo 0; recién nacidos y bebés hasta 13Kg aproximadamente, grupo 1; comprende de 9 a 18Kgs y el grupo 2 y 3; que va de 15 a 36Kgs en donde éste último va el asiento elevador junto con un respaldo vertical. Tanto unos como otros sistemas de retención según la edad y peso del niño tienen un diseño específico, siendo en su gran mayoría portables. Como la innovación y la tecnología están cada día más integradas en los vehículos el elevador infantil no podía quedarse ajeno ante los numerosos avances que se están sucediendo en el sector automovilístico. Sin duda hoy día los más pequeños pueden contar con un espacio ajustado a sus necesidades tanto en confort como en seguridad, prácticamente como si estuviesen sobre una butaca de cine.

Los sistemas de retención infantil integrados en vehículos ofrecen la posibilidad de no tener que ir con la sillita ocupando siempre un espacio en los asientos traseros del coche, así fabricantes de vehículos como Seat, Volvo, Dodge, Mercedes o Volkswagen ya ofrecen en algunos de sus modelos este novedoso sistema, que por sus características solo se puede usar para el Grupo III (de 22 a 36 kg y aproximadamente desde los 6 hasta los 12 años de edad), es decir, sería un asiento elevador y un apoyo a la altura de hombros y cabeza, es una extensión vertical de los asientos traseros. Hay que tener en cuenta que este tipo de sistema integrado no sirve para los bebés y en la mayoría de los casos se ofrece la opción de elegir entre dos alturas, aunque algunos modelos se pueden regular para adaptarse en la posición que mejor le venga al niño. Siempre hay que tener en cuenta que el cinturón de seguridad no oprima o se sitúe a la altura del cuello, quedando perfectamente ajustado pasando desde el hombro a la diagonal con la cintura del niño.

La modularidad en los vehículos hoy día es un valor añadido entre quienes buscan modernidad y personalización configurable, desde asientos regulables en altura, tecnología conectiva, un mejor aislamiento acústico en el interior o tapicerías antimanchas de primera calidad en polipiel sintética. Con los alzadores infantiles sucede lo mismo, cada fabricante ha pensado en que la integración y modularidad tiene que llegar a todas las funciones del vehículo. Es importante por tanto que seamos conscientes de la correcta utilización de los cinturones de seguridad, cuando nos sentamos en el asiento o llevamos a nuestros hijos en su elevador infantil tenemos que asegurarnos que quedan perfectamente sujetos con el cinturón de seguridad, sin que éste quede suelto o quede holgado, ha de quedar bien tirante y ajustado en la diagonal del abdomen para evitar que se produzca el efecto submarino (que el cuerpo se deslice y se cuele por debajo del cinturón desplazándose hacia delante).

La innovación en los nuevos vehículos hacen mucho más placenteros los viajes haciendo que nos sintamos como en casa o casi como si nuestros hijos estuviesen viendo una película sentados en una butaca de cine con los sistemas de video integrados en los reposacabezas.